5215820565111828
 

¿De dónde viene el yute que se usa para hacer alfombras?


¿Por qué se dice que el yute es una fibra natural?

El yute es conocido como "La fibra dorada" dado al brillo y color de su fibra. Es una de las fibras naturales más largas y más usadas para textiles; y sobre todo para la creación de alfombras. Se la considera la segunda de las fibras vegetales después del algodón.


Pero, ¿Qué es el yute realmente? El yute es extraído de la corteza de la planta del yute blanco y, en menor cantidad, del yute rojo (C. olitorius).

Florece en zonas de tierras bajas tropicales con una humedad del 60% al 90%.

Para el cultivo de yute, es necesario un suelo aluvial y agua estancada. Favorable para el cultivo de yute es el clima monzónico (cálido y húmedo) durante la temporada de lluvias. Las temperaturas de 20 ˚ C a 40 ˚ C y la humedad relativa de 70% -80% son condiciones que son necesarias para un crecimiento exitoso.

En la actualidad, la producción se concentra principalmente en India y Bangladesh, pero se cultiva en numerosos países: Bután, Brasil, Camboya, Camerún, China, Egipto, Irán, Birmania, Nepal, Pakistán, Perú, Tailandia, Uzbekistán y Vietnam


En 2 ó 3 días, éstas germinan pero no es hasta después de 3 ó 4 meses cuando la planta florece, y es entonces, un mes después de florecer y antes de que maduren los frutos, cuando se procede a cortar los tallos a la altura del suelo.


Una vez cortadas las plantas se atan en haces y se procede a su secado para posteriormente retirar las hojas y ramas. El proceso siguiente consiste en enriar los haces, lo cual suele durar unas tres semanas. En la planta de yute, tan sólo el 6% del peso de la misma es realmente fibra de yute. Se puede decir que el proceso de producción del mismo es bastante largo y require de abundante mano de obra ya que la extracción de la fibra es un proceso enteramente manual.



Beneficios ambientales

La fibra de yute es 100% biodegradable y reciclable y, por consiguiente, inocua para el medio ambiente. Una hectárea de plantas de yute consume cerca de 15 toneladas de dióxido de carbono y libera 11 toneladas de oxígeno. En las rotaciones, el cultivo del yute enriquece la fertilidad del suelo para la cosecha siguiente.

Su combustión no genera gases tóxicos.


Creación de alfombras

Una vez obtenidas las fibras del yute, las alfombras se trenzan a mano en telar.

476 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
CONTACTANOS

Buenos Aires , Argentina

Whatsapp: +54 11-5630-1449

Email:  contacto@estudioberna.com

Gracias por suscribirte!

RECIBÍ NUESTROS NEWSLETTERS
¡SEGUINOS!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon